18/03/2014 | Cartas al director  
 
Cartas al director: La Capitana de Almuñécar, 2 y final. Por José Luis Rodríguez-Passolas
 
 



Mi anterior comentario a las futuras obras en el Paseo del Altillo capitaneadas por la Alcaldesa de Almuñécar, pudo ser entendido como una rabieta propia de un empleado que ha sido despedido de su trabajo después de estar 28 años desempeñándolo.

Nada más lejos de la realidad, la cuestión del despido de mi trabajo ya fue resuelta por los Tribunales de Justicia, concretamente por el Tribunal Supremo.

Efectivamente, el Tribunal Supremo, ratificando la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 1 de Motril (que a su vez había sido ratificada por la Audiencia Provincial de Granada), ha venido a confirmar dicho despido como IMPROCEDENTE condenando al Ayuntamiento de Almuñécar al pago de la indemnización correspondiente más los intereses devengados y al pago de las costas procesales más los intereses que devenguen dichas costas.

Pues bien, y siguiendo con las “obras capitaneadas por la Alcaldesa”, lo cierto y verdad es que pretenden gastarse OCHOCIENTOS MIL EUROS, en un Paseo que tiene unos seis o siete años de antigüedad.

Esto nos obliga a analizar la verdadera necesidad de dotar al Paseo del Altillo de un carril más de circulación de vehículos.

La justificación de la ejecución de dicho carril (me remito al artículo publicado el pasado 17 de marzo de 2014 en el periódico IDEAL COSTA) se encuentra en devolverle al Paseo su "gloria perdida" como punto de reunión de los ciudadanos, pero esta justificación, con poco pensarlo, tiene un claro inconveniente: ¿Desde cuándo un uso puramente peatonal y lúdico se recupera volviendo a traer los automóviles a un espacio pensado para las personas?

¿Desconoce la Sra. Alcaldesa y el equipo por ella capitaneado que el Paseo del Altillo fue diseñado con la evidente finalidad de ganar para la ciudad un espacio libre de automóviles?

¿Desconocen los señores que forman esta Corporación que lo que se pretendía con la ejecución del actual Paseo era conseguir una entrada al centro urbano de la ciudad con un uso primordialmente peatonal, una auténtica fachada al mar, ello sin olvidar el dotar a la ciudad de un espacio subterráneo que permitiera dejar convenientemente estacionados los vehículos automóviles fuera de la vista?

Pues sí, la actual Corporación Municipal parece desconocer todo esto y quizá por ello en pleno siglo XXI pretende solucionar un problema que tiene que ver, exclusivamente, con la crisis económica actual con una gravísima coyuntura económico financiera, mediante la vuelta a una forma de hacer ciudad de principios del siglo XX, donde el vehículo automóvil era el dueño de las ciudades.

Señores corporativos, Almuñécar es una ciudad pequeña en la que evidentemente no es necesario el automóvil para recorrer su centro urbano, no sólo no es necesario sino que es inútil e impracticable.

Cualquiera que se dedique seriamente a la ejecución de obras, sean estas públicas o privadas, sabe lo importantísimo que es el mantenimiento de las mismas, y precisamente eso, MANTENIMIENTO, es lo que necesita tanto el Paseo del Altillo como el Paseo de Prieto Moreno y en general toda la ciudad de Almuñécar, incluido el Mercado Municipal, el Acuario Municipal, la Escuela de Música Municipal, etc., etc., etc.

Que por el Ayuntamiento de Almuñécar se lleve a cabo un adecuado mantenimiento de la ciudad y sus infraestructuras, eso es lo necesario, que se mantenga en debidas condiciones el firme y el pavimento de los actuales Paseos, que se mantengan en sus debidas condiciones las jardineras, reparando las impermeabilizaciones y drenajes correctamente ejecutados en su día y que han sido destrozados por un indebido mantenimiento de los jardines en ellas implantados, que se mantenga en debidas condiciones de uso y seguridad la balaustrada del Paseo de Prieto Moreno, etc., etc., etc.

Está claro que sí nada se mantiene todo acabara desapareciendo, pero mantener no es decir que las cosas se deterioran porque el que las hizo las hizo mal, eso no es serio ni es la verdad, las cosas se deterioran porque se usan y porque a veces se mal usan, por eso hay que mantenerlas cotidianamente.

Señores corporativos usen esos OCHOCIENTOS MIL EUROS que pretenden destinar a la ejecución de un nuevo carril de circulación de vehículos en los Paseos del Altillo y de Prieto Moreno en obras que realmente necesita la ciudad y que no faltan, se lo aseguro.

Y déjense asesorar por personas que entiendan de esto, ustedes es evidente que no saben.

Y por cierto, las oficinas bancarias no van a volver al Paseo del Altillo se hagan las obras que se hagan, eso creo que si lo saben y si no lo saben váyanse de donde están porque entonces la cosa es mucho más grave de lo que parece.

18 de marzo de 2014

José Luis Rodríguez-Passolas Sánchez
Arquitecto y Urbanista

Tarifa de Publicidad 2015 - 2019 © de INFOCOSTATROPICAL.COM

2005 - 2019 © INFOCOSTATROPICAL.COM Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción total o parcial del material gráfico, informativo y publicitario contenido en este Periódico Digital