Publicidad

La Asociación Germano Hablantes de Almuñécar cuenta con nueva sede en Laderas de Castelar

La concejal de Servicios Sociales María del Carmen Reinoso asistió al acto inaugural de la sede de este colectivo que preside Ueli Amstad


La Asociación de Germano Hablantes del municipio sexitano ha inaugurado la nueva sede local situada en la planta baja del antiguo matadero municipal, en Laderas de Castelar, de Almuñécar.

El acto inaugural ha contado con la presencia de la concejal de Servicios Sociales, María del Carmen Reinoso, quien agradeció la invitación al mismo en nombre del equipo de gobierno y disculpó la presencia de la alcaldesa, Trinidad Herrera, y la teniente de alcalde y responsable de Participación Ciudadana, Beatriz González, que no pudieron asistir por motivos de agenda.

Reinoso quiso agradecer al colectivo Germano Hablantes la participación en los temas municipales que se les requiere y muy especialmente la labor social que llevan a cabo entre sus socios y vecinos sexitanos. “Estoy seguro que en este nuevo espacio podréis seguir desarrollando vuestras actividades tal y como lo habéis hecho siempre para ello contareis con el apoyo del Ayuntamiento”, dijo la edil de Servicios Sociales.

Por su parte, Ueli Amstad, que estuvo rodeado del equipo directivo de la Asociación Germano Hablantes, agradeció la presencia de Mari Carmen Reinoso y de los socios que se sumaron al acto. Recordó que hace 20 años tomaron la iniciativa un grupo de alemanes para formar la citada Asociación de Germano Hablantes que aglutinaba a ciudadanos de distintos países unidos por la lengua alemana. En la actualidad son casi 70 socios a los que se suman cada año nuevos residentes y eso ha hecho que contará con una nueva sede más grande”.

En la nueva sede, que cuenta con varios espacios diferentes y un patio con barbacoa, además de encuentros de convivencia y de su junta directiva, habrá actividades para el conocimiento de la cultura, el lenguaje, la ayuda en burocracia o salud, entre otros, tal y como vienen ofreciendo.

Al finalizar el acto de inauguración y bienvenida brindaron por la nueva sede y socios, después degustaron una copa y un aperitivo que el propio colectivo germano hablante había preparado.

Más noticias de Sociedad y Cultura