Publicidad

Salobreña reorganiza el tráfico de la entrada al municipio por la apertura del apeadero de autobuses

Los cambios, que serán efectivos a partir del día 12, se producen como culminación de las obras de rehabilitación urbana realizadas tanto en el acceso como en calles de la zona de entrada

Han sido necesarios meses de obras de remodelación y adecuación de distintas calles y espacios urbanos en torno a la entrada de Salobreña con el objetivo de facilitar la movilidad de una zona tan importante del municipio, por la concentración comercial y de colegios, y permitir además el traslado del apeadero de autobuses, explica la alcaldesa de la Villa, María Eugenia Rufino.

Concluyen así las obras de asfaltado y ampliación del acerado de calles como Antonio Machado y Fábrica Nueva por un lado y de la avenida de Motril y el entorno del nuevo apeadero de autobuses por otro, donde además se han instalado semáforos para la regulación del tráfico. También se ha ampliado la acera que existe bajo el puente de la carretera N-340, en el margen derecho adaptándose a la normativa y dotando el paso además de nueva iluminación.

Las zonas ajardinadas en torno a la rotonda de entrada y el apeadero también han sufrido un gran cambio con las colocación de distintas plantas decorativas y la ladera junto al acceso de la carretera se ha limpiado y desbrozado para dar una imagen más limpia, despejada y uniforme a toda la zona.

Por otro lado, será a partir del próximo día 12 de noviembre, cuando, además, se procederá a la reorganización del tráfico de la zona de la Pontanilla. Así el tráfico cambiará de dirección en la calle Juan Ramón Jiménez y la circulación en la calle Antonio Machado pasará a ser de dos sentidos. El Ayuntamiento ya ha iniciado una campaña informativa esta semana para alertar a los vecinos de estos cambios y evitar así posibles confusiones.


Más aparcamientos

Toda esta serie de obras de remodelación de distintos espacios, ampliación de aceras, además de los cambios en el tráfico, han supuesto la eliminación de algunas plazas de aparcamiento, aunque de forma global se amplía el número de estacionamientos, tal como explica Rufino.

Dentro de este gran proyecto también está prevista la creación de una bolsa de plazas en el entorno, concretamente en el parque de la Libertad, cuyo proyecto de reforma por parte de la Diputación provincial ha sido modificado y contempla una zona con unas cuarenta plazas. A estas hay que sumar otras tantas en la avenida del Mediterráneo mediante el cambio de aparcamiento de línea a batería. Un cambio que se hará efectivo también para el próximo día 12 de noviembre tras el pintado de la señalización horizontal en la calzada.


Una parada digna

El gobierno de la Villa siempre ha considera prioritario que el municipio contase con una parada digna a la que puedan llegar los autobuses sin entorpecer el tráfico y donde los usuarios puedan esperar con un mínimo de comodidad y seguridad.

Las nuevas instalaciones se han levantado en el solar en un solar dotacional, sobre 1685 metros de superficie, con pavimento de hormigón e incluye una edificación auxiliar de unos 40 metros que acoge los servicios y sala de espera, además de la colocación de un expendedor automático de billetes de la compañía de transporte de pasajeros que se abrirá posteriormente mediante un proceso de licitación.

Más noticias de Actualidad