Publicidad

Motril ya tiene una Semana Santa “cardioprotegida”

En la foto vemos a Charo Sánchez, camarera de la Virgen de la Victoria, titular mariana del Lunes Santo Motrileño, realizando una de las prácticas.
El mundo cofrade de la ciudad de Motril está viviendo, desde el pasado año, una evolución como nunca en su historia había acontecido. Atrás quedó el acervo cofrade que solamente vivía el día de su salida procesional, el decoro, la orfebrería, imaginería, bandas…etc. Los tiempos actuales exigen, de manera imperiosa, que se declare el patrimonio humano, como vital y prioritario para cualquier corporación nazarena.
Un matiz, de los cientos que tiene la vida interna y externa de cualquier Hermandad, es el relacionado con la seguridad de los integrantes del cortejo y, también hay que decirlo, del público y ciudadanos en general.

Fue en el año 2013, cuando la ciudad de Málaga recibía el certificado, por parte de la Sociedad Española de Medicina y Seguridad en el Trabajo, como primera provincia de España cardioprotegida. A partir de ahí, fueron varias las provincias andaluzas que empezaron a trabajar en este aspecto, si bien, han sido los años 2018 y 2019 los más importantes para la realización de cursos y obtención de títulos que acreditan un fiable aprendizaje en la cardioprotección. Evidentemente, nuestra ciudad, no podía quedar atrás y a partir de este fin de semana, la Semana Grande de los motrileños cuenta con una dignidad más, ser “Una Semana Santa Cardioprotegida”.

Organizado por la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa, con el total y aplaudido apoyo del Ayuntamiento de Motril, con su primera edil, Luisa García Chamorro al frente, dirigido por Mara Escámez, como concejal de seguridad ciudadana y compaginado por el coordinador de Seguridad Ciudadana, Ramón Mesa Díaz, se ha impartido durante todo este fin de semana un curso sobre Soporte Vital Básico (SVB) y el manejo del Desfibrilador Externo Automatizado (DEA), dirigido a todas las Hermandades y Cofradías de la ciudad. El máster ha sido impartido por cuatro instructores, miembros de Protección Civil de esta localidad, y el médico del 061, Esteban Feriche. Dicho acto, está homologado por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES 061).

En el curso, han impartido técnicas de Reanimación Cardiopulmonar (RCP). Posición lateral de seguridad, maniobra de Heimlich. Cómo actuar ante una parada cardiorrespiratoria (PCR), la utilización de un Desfibrilador Externo Automatico (DEA), un atragantamiento y como ampliación de conocimientos, han desarrollado algunos ejemplos de primeros auxilios, ante unos posibles incidentes violentos como es el caso de avalanchas intencionadas…etc.

En definitiva adquirir los conocimientos y habilidades necesarias para realizar una correcta asistencia a las personas, ante alguno de los síntomas expuestos. Debemos tener presente que el afectado por alguna de estas manifestaciones, puede ser de los hermanos que participan dentro del cortejo o de alguna persona del público, al que hay que prestar auxilio de la manera más rápida y coordinada posible.

Hay que estar muy concienciados en el conjunto de acciones (cadena de supervivencia) que permiten que una persona que ha sufrido una muerte súbita pueda sobrevivir, depende de la detección precoz y activación del sistema, el rápido inicio de las maniobras y una coordinación total con los servicios de Seguridad ciudadana, 061, 112. La reanimación cardio pulmonar (RCP) más desfibrilación practicada en los 3-5 minutos posteriores al paro puede conseguir unas tasas de supervivencia entre el 49 % y el 75 %. Cada minuto de retraso en la desfibrilación, reduce en un 10-15 % la probabilidad de supervivencia.

A cada uno de los participantes se les ha entregado un manual de actuación sobre Soporte Vital Básico (SVB) y se le va a expedir, desde Sevilla, un diploma homologado por la Consejería de Salud, a través de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061.

Una muestra más de que el mundo cofrade se actualiza y adquiere la formación personal necesaria, no solo para las vivencias cofrades, también, para la particular vida cotidiana.

Más noticias de Motril