Publicidad

La Junta firma con Armilla, Maracena y Loja el programa de catering para familias en riesgo de exclusión

En concreto, se repartirán 14.220 almuerzos con una partida presupuestaria de 82.310 euros, un recurso complementario dentro de los programas de acción social.

El delegado de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Antonio Jesús Castillo, ha firmado con los ayuntamientos de Armilla, Maracena y Loja y Cáritas Diocesanas de Granada un acuerdo para el programa de catering para familias en riesgo de exclusión. En concreto, se repartirán 14.220 almuerzos con una partida presupuestaria de 82.310 euros, un recurso complementario dentro de los programas de acción social.

Cáritas será la entidad ejecutora a través de la residencia de Oasis, que se encargará de repartir los almuerzos en los municipios de Armilla y Maracena, y de Santa Isabel que lo hará en Loja. El convenio beneficia a estos tres municipios de más de 20.000 habitantes que no cuentan con comedor social financiado por el Decreto de Inclusión.
El proyecto en Armilla y Maracena durará hasta finales de abril de 2020 y en Loja hasta finales del próximo mes de mayo. Las personas beneficiarias acceden a este programa a través de los Servicios Sociales Comunitarios, que reciben este programa como un recurso más con el que atender las necesidades de las personas usuarias, y que forma parte del conjunto de las actuaciones: comedores escolares, ayudas económicas familiares, prestaciones temporales complementarias, etc.
Los beneficiarios son familias o personas con escasos recursos económicos y en situación de exclusión social, con las que los profesionales de los Servicios Sociales Comunitarios de los tres municipios están trabajando de manera integral en materia de protección, educación, empleabilidad, etc.

Las familias recibirán los menús puntualmente de lunes a domingo en sus casas, elaborados con técnicas tradicionales y productos frescos y que garantiza una dieta equilibrada y nutritiva. El servicio también es un punto de asesoramiento e información a las familias para ayudarles a mejorar la alimentación diaria de sus miembros, marcarles pautas nutricionales y corregir malos hábitos.

La distribución se realiza en envases desechables que resisten altas temperaturas y son aptos para usar en microondas. A su vez, son transportados en vehículos adaptados al transporte de alimentos para que lleguen al lugar de servicio con las máximas garantías higiénicos-sanitarias, controlando al máximo la cadena de frio. Las personas usuarias reciben en su domicilio con antelación la programación de menú para que puedan prever y notificar cualquier modificación necesaria derivada de patologías crónicas o puntuales.
Cáritas y el equipo de trabajo de los centros Oasis y Santa Isabel han obtenido la doble certificación según las normas UN-EN-ISO 9001:2008 y UNE 158101:2008. Además del personal propio de los centros, para este proyecto se ha necesitado contratar un pinche de cocina, un conductor y una limpiadora en el centro Santa Isabel y dos ayudantes de cocina, una cocinera y un conductor en el centro Oasis.

Más noticias de Provincia