Publicidad

Residentes de medicina intensiva se forman en donación y trasplantes de órganos con robots y pacientes simulados

El curso se desarrolla en los escenarios de alto realismo del centro de simulación clínica avanzada de la línea IAVANTE de la Fundación Progreso y Salud

Una treintena de especialistas internos residentes procedentes de 19 hospitales de Andalucía, Extremadura, Castilla La Mancha y Murcia se entrenan estos días en donación y trasplantes de órganos en Medicina Intensiva en el curso que organizan anualmente la Organización Nacional de Trasplantes y la Consejería de Salud y Familias, a través de la Coordinación Autonómica de Trasplantes de Andalucía y la línea IAVANTE de la Fundación Progreso y Salud.

En la acción formativa, presentada hoy por el delegado de Salud y Familias, Indalencio Sánchez-Montesinos García, los profesionales interactúan con robots y actores que simulan una patología concreta en escenarios fieles a la realidad asistencial en el centro de simulación clínica avanzada de la línea IAVANTE, CMAT. Además, las prácticas de cada participante son grabadas y retransmitidas al aula para que el resto de compañeros pueda seguirlas y el propio alumno pueda corregir los posibles puntos de mejora.

Un equipo de 15 docentes, todos ellos profesionales en activo con responsabilidades en la coordinación de trasplantes de distintos hospitales y organizaciones andaluzas y nacionales, son los encargados de impartir los conocimientos teóricos y habilidades técnicas más relevantes en el proceso.
Programa formativo

En el programa se contemplan los conocimientos más relevantes que los especialistas residentes de Medicina Intensiva deben dominar, entre los que se encuentran los criterios clínicos y legales de la muerte cerebral, la legislación vigente sobre trasplante de órganos, proceso de donación en asistolia, medidas del mantenimiento del soporte vital que posibiliten una situación óptima de los órganos susceptibles de ser trasplantados y principios generales del postoperatorio del paciente trasplantado, sus complicaciones, y su tratamiento.

Los talleres inciden en las fases fundamentales del proceso de donación. Para empezar y dado que la mayoría de los trasplantes que se realizan en España proceden de donantes fallecidos en situación de muerte encefálica en unidades de cuidados críticos, lo primero que entrenan estos alumnos son diversas pruebas que confirman sin lugar a dudas, la carencia total de actividad neuronal en el cerebro.

Posteriormente, es necesario identificar si el posible donante es apto y qué órganos están en buen estado para que puedan seguir cumpliendo su función en los receptores de los órganos que vayan a ser trasplantados. El tercer paso es mantener la circulación sanguínea en el cadáver de forma estable hasta el momento de la extracción, para que sus órganos no se deterioren.

Por otro lado, los participantes aprenden a establecer una relación de ayuda con los familiares del fallecido y cómo comunicarles una noticia tan dramática como ésta, así como solicitarles la donación de los órganos que se hayan detectado válidos. Es aquí donde intervienen las habilidades de relación y comunicación para hacerles entender que aunque su familiar haya fallecido, éste puede evitar que lo haga otra persona.

Más noticias de Provincia