Publicidad

Salobreña cierra sus accesos al municipio para asegurar el cumplimiento de las nuevas normas de movilidad.

Deja abierto al tráfico solamente por la Nacional 340 bajo control policial.



La alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, ha anunciado este lunes el cierre de tres de los accesos a la localidad, dejando abierto al tráfico solamente y bajo control policial, el de la N-340 que conecta con la parada de autobuses. El objetivo de este cierre es dar cumplimiento a las nuevas medidas anunciadas por el Gobierno Central de restricciones de movilidad dentro del estado de alarma.

En coordinación con la Guardia Civil, los cortes al tráfico comenzarán durante la mañana y tal como ha explicado Rufino, se procederá al cierre de la entrada Norte del municipio, el acceso de La Caleta, y el del puente del Río Guadalfeo. Por tanto, sólo se podrá acceder a la Villa por la entrada Sur de la N-340, creando un circuito de circulación cerrado de los vehículos que entren por la Pontanilla para facilitar su control por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

Rufino también ha explicado que habrá restricciones para el equipo de voluntarios que está prestando sus servicios de forma altruista a los vecinos más vulnerables y sólo podrán hacerlo por las mañanas con la excepción de las pruebas del Sintrón que se reparten por las tardes.

DESINFECCIÓN DEL ENTORNO DEL CENTRO DE SALUD POR LA UME

Por otro lado, y siguiendo instrucciones de la delegación del Gobierno, la UME ha llegado esta mañana a Salobreña para desinfectar las zonas exteriores del Centro de Salud ya que las dependencias interiores habían sido tratadas dentro del plan organizado por el Ayuntamiento.

Para concluir, la alcaldesa ha agradecido el “comportamiento ejemplar” de los vecinos de la Villa pero haciendo un llamamiento a “limitar al máximo las salidas de casa evitando así el riesgo de nuevos contagios”.

Más noticias de Costa Tropical