Publicidad

Convergencia Andaluza denuncia a la alcaldesa por iniciar la demolición del mercado en pleno confinamiento.

Afirman que “los modos, actitudes y procedimientos de Trinidad Herrera son de una auténtica desvergüenza".
Ya sabemos que esta mañana se han iniciado los trabajos de demolición del mercado municipal, a través de una empresa de Granada, ordenados y tramitados de forma exprés por la alcaldesa de Almuñécar, Trinidad Herrera.

Ante este inesperado hecho, Convergencia Andaluza lo denuncia duramente: "Cuando millones de personas están confinadas en sus hogares y se ha decretado la paralización de todas las actividades económicas no esenciales, incluida la construcción, en toda la geografía española, haciendo caso omiso a la situación del Estado de Alarma, y demostrando una falta absoluta de sensibilidad social cuando los vecinos están pasando por una situación precaria, cuando no angustiosa y calamitosa, el gobierno local ha tramitado un procedimiento especial de emergencia, con el que pretende dar cobertura y justificar su irresponsable actuación de tirar el mercado, sorteando la tramitación prevista en los procedimientos administrativos y la Ley de Contratos del Sector Público".

Contando con informes de los servicios técnicos de arquitectura e ingeniería municipales, "previsiblemente hechos ‘ad hoc’, aprobaron el 12 de marzo en Junta de Gobierno Local, la declaración de emergencia de la demolición del edificio, saltándose los trámites y garantías habituales en las administraciones públicas. Curiosamente solo habían pasado seis días, sin que se produjese justificación o argumento alguno, ni modificación en las condiciones físicas o técnicas del edificio, desde que aprobaron el 6 de marzo la declaración de urgencia de las obras del mercado, junto con el desalojo de las instalaciones. Tanto en un caso como en otro, con informes ‘ex profeso’, sin posibilidad de contraste o informes independientes" afirman.

Para CA, “los modos, actitudes y procedimientos de Trinidad Herrera son de una auténtica desvergüenza, cuando no chulesca, prepotente y cuasi mafiosa, con prácticas cercanas a otros tiempos felizmente pasados. Comportamientos claramente antidemocráticos, ya que impide a los concesionarios del Mercado efectuar un peritaje contradictorio, a los partidos políticos hacer un llamamiento de oposición al derribo y por la continuidad del mercado municipal, y a los ciudadanos de adoptar cuantas medidas de protesta considerasen necesarias para la defensa de nuestro comercio tradicional, con ocasión de las medidas adoptadas por la declaración del Estado de Alarma”. Una situación que ha denunciado Convergencia Andaluza, además de la Plataforma por la defensa del Mercado y el PSOE de Almuñécar y La Herradura.

Más noticias de Almuñécar