Publicidad

Diputación acelera los planes de inversión en los municipios para impulsar la obra pública en la provincia

El Pleno provincial aprueba que no se exija a los ayuntamientos la aportación de fondos para esas inversiones para que los recursos puedan destinarse a paliar las consecuencias de la pandemia

El Pleno de la Diputación de Granada ha aprobado hoy la memoria justificativa de los Planes Provinciales de Obras y Servicios de 2020 que supone acelerar las inversiones en los municipios con el objetivo de dar impulso al sector de la obra pública en la provincia ante la crisis económica derivada de la pandemia por COVID-19.

Esta memoria refleja el reparto por ayuntamientos de un total de 20 millones de euros, en virtud de este plan que es el de mayor dotación económica de los que desarrolla la Diputación en cooperación con los municipios. “Se trata de agilizar los trámites y que los ayuntamientos puedan empezar desde ya a elaborar sus proyectos en cuanto esté abierta la convocatoria”, ha explicado el portavoz del Gobierno provincial y vicepresidente primero, Pedro Fernández.

Además, esta memoria establece que los Ayuntamientos podrán decidir si aportan fondos para aumentar la cuantía de las actuaciones o los destinan a otras medidas o iniciativas. Es decir, la Diputación ya no exigirá a los municipios que aporten recursos económicos a los planes de inversión, como condición para acceder a ellos. El objetivo es que los municipios puedan liberar recursos para hacer frente a los gastos derivados de la crisis del coronavirus.

El pleno ha aprobado también una moción del PSOE que insta a insta a la Junta de Andalucía a la aprobación de un Programa Andaluz de colaboración financiera extraordinaria con los municipios andaluces con población superior a 5.000 habitantes para poder hacer frente a la prestación de los servicios públicos afectados por la crisis de la COVID-19
La iniciativa expone que el Gobierno andaluz ha aprobado medidas, en este mismo sentido, dirigidas a los municipios de menos de 1.500 habitantes y de 1.500 a 5.000 habitantes.

“Pero, de manera poco comprensible, aún queda pendiente la aprobación de ayudas para atender las necesidades de financiación que tienen los municipios con una población superior a los 5.000 habitantes”, señala el texto de la moción.

En el caso de Granada, son 41 los municipios con una población superior a los 5.000 habitantes (Albolote, Albuñol, Alfacar, Alhama de Granada, Alhendín, Almuñécar, Armilla, Atarfe, Baza, Cájar, Cenes De la Vega, Chauchina, Churriana De la Vega, Cúllar Vega, Dúrcal, Granada, Gójar, Guadix, Gualchos, Huescar, Huetor Tajar, Huetor Vega, Íllora, Iznalloz, Las Gabias, Loja, Maracena, Monachil, Montefrío, Motril, Ogíjares, Órgiva, Otura, Padul, Peligros, Pinos Puente, Pulianas, Salobreña, Santa Fé, Vegas del Genil, La Zubia).

El portavoz, que ha destacado que estos ayuntamientos “aún no han recibido ninguna aportación financiera adicional por parte de la Junta de Andalucía”, ha insistido en que esa financiación es “muy necesaria para que los municipios puedan hacer frente a todos los gastos extraordinarios derivados de una crisis que no es sólo sanitaria sino que también es social y económica”.

También ha salido adelante una moción de Izquierda Unida que recoge varias propuestas para mejorar la calidad del aire de la provincia y combatir la contaminación. La iniciativa, que se ha aprobado con dos enmiendas del grupo socialista, propone aumentar los controles de aire en la provincia, reforzar el servicio de control de la calidad del aire, informar a los municipios sobre el nivel de calidad del aire en sus municipios, asesorar a los ayuntamientos y elaborar un estudio de las fuentes de contaminación y un plan de reducción, impulsar la alianza metropolitana por el aire limpio, y promover medidas como aumentar el uso de energías renovables, disminuir el uso de vehículos motorizados de combustión o incentivar el uso del transporte público.


Más noticias de Provincia