Publicidad

El Ayuntamiento de Salobreña y los centros educativos estudian fórmulas para controlar la entrada y salida de los alumnos.

También se contempla la creación de un grupo de voluntariado. Mientras tanto, se sigue demandando a la Junta el aumento de docentes.Radio Salobreña


La pasada semana tuvo lugar en el Ayuntamiento de Salobreña, una esperada reunión entre el equipo de gobierno y los directores de todos los centros educativos de la Villa, desde tanto de Secundaria como de Primaria, e incluso la guardería.

La alcaldesa María Eugenia Rufino y el concejal de Educación, quienes dos días antes se reunieron con los representantes de las AMPAs de todos los centros, tomaron nota de las cuestiones que aún están pendientes de cara al inicio del curso, según les trasladaron los responsables educativos.

Desde el Ayuntamiento destacan que todos los protocolos de la Junta de Andalucía para el comienzo de clases están activados por parte de los centros, dentro de sus competencias, por lo que han querido trasladar a los padres y madres de alumnos que “todo lo que está en manos de los centros y del Ayuntamiento, que ha puesto toda su infraestructura para poder llegar a tiempo, todo está en orden”.

Así lo afirma Ignacio Trujillo, quien matiza que hay cuestiones que escapan a las competencias municipales y de los establecimientos educativos, y son las que se están reclamando de forma conjunta.

Más allá de las medidas de higiene y distanciamiento, el gran problema viene marcado por las ratios en las aulas. El Ayuntamiento ha puesto a disposición todos los espacios municipales de los que dispone, pero de poco sirve si no se incrementa el número de docentes.

Además de las medidas de distanciamiento en el interior de los centros, también se debe atender lo que ocurre fuera, con la habitual aglomeración de padres a la hora de entrada y salida. Ese asunto se trató también con los directores, y el Ayuntamiento ofreció sus medios humanos para intentar controlar los accesos, más allá de la tarea que realiza la Policía Local, cuya plantilla no es suficiente para atenderlo todo. Por tanto, se baraja la posibilidad de destinar personal municipal a este menester, e incluso de crear un grupo de voluntariado.

Tal como ocurrió durante el estado de alarma, se podría crear un grupo de padres y madres voluntarios que, bajo la coordinación del Ayuntamiento, puedan controlar la entrada y salida de los alumnos. Todo ello deberá terminar de concretarse en los próximos días, ya que apenas queda una semana para el comienzo de clases.

Por otra parte, aún no se ha asignado personal sanitario a ningún centro, como establece el protocolo de la Junta. Este es otro de los asuntos que se tocó en la reunión de ayer, pero según explica Trujillo los centros no han sido notificados por parte de la administración sanitaria. Mientras se resuelven todas estas cuestiones, está previsto que antes del inicio de clases se lleven a cabo reuniones de los centros con los padres de alumnos para informarles y resolver dudas sobre todas las medidas de seguridad que se están implantando. Aún no hay fechas para ello, si bien el Ayuntamiento ha ofrecido el Auditorio para que haya espacio suficiente y se pueda respetar el distanciamiento.

Más noticias de Salobreña

Salobreña vuelve a congelar al IBI para el ejercicio 2021

El pleno de Salobreña aprueba por unanimidad la modificación de la Ordenanza Fiscal del IBI con una reducción del tipo impositivo, que pasa del actual 0,75 aprobado para el ejercicio 2020, al 0,71 para el próximo año 2021