Publicidad

Entra noviembre con un clima veraniego y playas concurridas durante la festividad de Todos los Santos

El cierre perimetral ha impedido que los vecinos de Granada y otras provincias con residencias en la costa pudieran pasar el puente, algo que se ha notado en terrazas y chiringuitos.

No parece 1 de noviembre, más bien primeros de junio. Es la imagen que nos muestran las playas de la Costa Tropical en el puente de Todos los Santos, bajo un sol de justicia y magníficas temperaturas.

La previsión a la hora de visitar a nuestros difuntos en los días previos para evitar aglomeraciones ha propiciado que sean muchos los vecinos que han podido disfrutar de estos días en la playa, terrazas y chiringuitos, aunque para nada con la afluencia masiva a la que estábamos acostumbrados.

Los que han decidido pasar la mañana en la playa como los que han optado por tomar un aperitivo en chiringuitos o terrazas, tenían un único tema de conversación, el temor a un nuevo confinamiento, o el descontrol del virus.

La incertidumbre ante lo que pasará en los próximos días y el anuncio de cierre de muchos negocios es lo que prima en este puente que puede que acabe con cambios y nuevos decretos que ya parecen anunciados si tenemos en cuenta las cifras de contagios en ascenso permanente.

Pronto lo sabremos. Mientras, disfruten pero con responsabilidad.

Más noticias de Actualidad