Publicidad

Policía Nacional y Guardia Civil coordinan esfuerzos para luchar contra el cultivo de marihuana en la provincia

En 2020 se han desarrollado en la provincia un total de 658 operaciones vinculadas con el cultivo de marihuana, se han aprehendido 159.917 plantas y se han investigado o detenido a 792 personas


La subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, ha mantenido esta mañana una reunión con representantes de Policía Nacional y Guardia Civil de la provincia con el objetivo de coordinar y evaluar las actuaciones que ambos cuerpos han desarrollado durante 2020 en la lucha contra el cultivo de la marihuana.

Según ha explicado Inmaculada López Calahorro, que ha estado acompañada por el comisario provincial de Granada, Jorge Infantes y el teniente coronel de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada, Javier Arteaga, la lucha contra el cultivo de marihuana está centrando grandes esfuerzos y personal en la provincia por lo que “hemos considerado oportuno al inicio de este año celebrar esta reunión de coordinación que nos permita poner en común lo que se está haciendo por parte de Policía Nacional y Guardia Civil y, a partir de la evaluación de lo realizado, poder coordinar esfuerzos para que esta lucha sea aún más eficaz de lo que ya es durante 2021”.



La subdelegada del Gobierno ha resaltado la importante labor que se está realizando en la lucha contra el cultivo de la marihuana en la provincia y ha agradecido el trabajo de planificación e investigación que desarrollan tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional “que están realizando una presión constante en la lucha contra el cultivo y tráfico de marihuana y la defraudación de fluido eléctrico en nuestra provincia, que se extiende a otro tipo de investigaciones relacionadas con el blanqueo de capitales en conexión con estos hechos delictivos”.

Todo ello, ha señalado López Calahorro, “hay que ponerlo ahora más que nunca en valor porque 2020 ha sido un año complicado donde tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil han estado en todo momento en la primera fila de la lucha contra la pandemia sin descuidar en ningún momento sus otras tareas”.

Una dedicación que, según Inmaculada López Calahorro, ha dado como resultado el desarrollo de un total de 658 operaciones vinculadas con el cultivo de la marihuana por parte de ambos cuerpos en 2020. Esta cifra supone un ligero ascenso con respecto a las operaciones realizadas en 2019, cuando se desarrollaron 611.

De la misma forma, el año pasado se aprehendieron 159.917 plantas, mientras que en el 2018 fueron 135.988. Por lo que se refiere al número de detenidos o investigados, en 2020 la cifra se eleva a 792, mientras que en 2019, fueron 637.

Por otra parte, dentro de los objetivos de fortalecer la lucha contra la delincuencia económica y la corrupción derivada del tráfico de drogas, en las operaciones desarrolladas se han intervenido o inmovilizado numerosos bienes que en 2020 ascendió a 24,1 millones en total. Así, por parte de la Policía Nacional en 2019 se inmovilizaron bienes por valor de algo más de 7 millones de euros mientras que en 2020 fue de 8,9 millones. En el caso de la Guardia Civil, el valor de los bienes intervenidos en 2019 fue de 3,7 millones y en 2020, de 15,2 millones.

Este ascenso en los mayoría de los indicadores “nos da idea de que el trabajo se está realizando bien y que cada vez se actúa con más contundencia y eficacia en la lucha contra el cultivo de la marihuana y la defraudación de fluido eléctrico por parte dela Policía Nacional y de la Guardia Civil”.
2019
(enero a diciembre) 2020
(enero a diciembre)
Policía Nacional Guardia
Civil Total Policía Nacional Guardia
Civil Total
Número de operaciones 178 433 611 252 406 658
Número de plantas 26.581 109.407 135.988 40.528 119.389 159.917
Investigados / Detenidos 171 466 637 251 541 792
Desenganches
Realizados 1.955 336 2.291 694 240 934
Valoración bienes intervenidos inmovilizados 7.035.893 euros 3.740.0000 euros 10.775.893 euros 8.900.000 euros 15.280.000 euros
24.180.000 euros



Plan Zona Norte
La subdelegada del Gobierno se ha referido en concreto al Plan Integral de Seguridad de la Zona Norte que se puso en marcha en febrero de 2017 para afrontar, desde un punto de vista policial, los cortes de suministro eléctrico que afectan a los vecinos de esta zona de la capital de Granada y cuyos objetivos son apoyar a Endesa en las desconexiones de las instalaciones eléctricas fraudulentas, perseguir los delitos de defraudación de fluido eléctrico y localizar e incautarse de instalaciones dedicadas al cultivo de marihuana.

Se trata de un plan, ha señalado López Calahorro, “diseñado específicamente para combatir el cultivo de la marihuana y la defraudación del fluido eléctrico en la Zona Norte, con agentes dedicados a su desarrollo, con lo que no entiendo muy bien por qué desde alguna administración se solicita la creación de una policía específica para este tema cuando ya viene funcionando y con muy buenos resultados desde hace ya varios años este Plan”. Como ejemplo, la subdelegada ha destacado algunas operaciones importantes desarrolladas por la Policía Nacional que han afectado a la calles Casería de Montijo, Rey Ben Zirí, Henriquez de Jorquera, Molino Nuevo, Martín Pinzón, Cristóbal Caro o José Acosta Medina, entre otras.

Con respecto a los resultados arrojados por el mismo en 2020, la subdelegada ha explicado que la irrupción de la COVID-19 y las medidas decretadas por el Gobierno para combatirla, han influido en el descenso del número de apoyos a Endesa realizados el pasado año pasando de 1.955 en 2019 a 678, en 2020. Sin embargo, casi la totalidad del resto de indicadores han registrado un ascenso.

Así, el número de operaciones realizadas ha pasado de las 93, de 2019 a 130, de 2020. El número de plantas contabilizadas también se ha incrementado de las 12.426, del año 2019, a las 21.066, de 2020.

Por su parte, el número de investigados o detenidos por drogas en 2020 fue de 71, frente a los 105 de 2019 y los investigados por defraudación de fluido eléctrico han pasado de los 204, en 2019, a los 229 del año pasado.

De la misa forma, al margen de esta actividad, desde Policía Nacional se están remitiendo a la Agencia de la Vivienda y Rehabilitación de Andalucía de la Junta de Andalucía, informes no solo de las viviendas de propiedad pública en las que se encontraban plantaciones, como hasta ahora, sino también de aquellas en las que se está cometiendo un delito de defraudación de fluido eléctrico a fin de que se actúe, si procede, contra los inquilinos de esas viviendas. También se ha informado al Ayuntamiento de la capital de irregularidades urbanísticas detectadas de edificaciones construidas en zonas públicas por parte de algunos vecinos que dificultan la actuación policial.


Más noticias de Actualidad