18/07/2019 | Actualidad    |  Gabinete
 
José James llena el Majuelo en un éxito absoluto de la tercera noche de Jazz en la Costa
 
 
Tras el cantante de Minneapolis reconvertido al funk, llega el jueves el pianista cubano Gonzalo Rubalcaba, y el viernes Christian McBride y su grupo Situation
 



José James se presentó en Almuñécar agotando previamente toda la taquilla hace ya días. Es uno de los cantantes de jazz que ha roto la barrera entre géneros y públicos, llegando hasta el maistream. El cantautor de ascendencia panameña se mueve entre los estilos urbanos, hip hop, drum & bass, funk y soul tanto como dentro del jazz, recordando aquí sus trabajos dedicados a discos de homenaje a John Coltrane o Billie Holliday. Con semejantes referentes clásicos, el vocalista busca ay encuentra, en este caso una reconversión a la era dorada del funk a partir del disco homenaje a Bill Withers que ha publicado.

Precisamente con su mítica canción ‘Ain’t No Sunshine’ arrancó su concierto que siguió en clave de funk duro, suburbano y bailable, tanto que en la segunda pieza ya estaba todo el público de pie y marcado el paso. Él mismo, con una imagen afro de los años setenta, acompañó este viaje hacia las pistas de bailes de época, secundado por un trío robusto formado por un guitarrista hendrixiano y una bajista que apoyaba también en los coros y compartía protagonismo vocal. Como concesión al nombre del festival tuvo un recuerdo para el ‘A love supreme’ de Coltrane antes de ir sincopando los ritmos hasta hacer un scat ya cercano al rap.


GONZALO RUBALCABATRIO
Jueves 18 julio

Con quince nominaciones y cuatro premios Grammy en su haber, Gonzalo Rubalcaba es un pianista excepcional y un verdadero icono del jazz moderno.

Nacido en 1963 en La Habana posrevolucionaria,
descendiente de un linaje de instrumentistas y compositores, Gonzalo era un niño prodigio que tocaba la batería a los seis años en la orquesta de su padre, Guillermo Rubalcaba. Se graduó en el Instituto de Bellas Artes de La Habana con una licenciatura en composición, mientras trabajaba como baterista y pianista en salas de conciertos y clubes de jazz de la ciudad. Tras terminar sus estudios recorrió Cuba, Europa, África y Asia con la legendaria Orquesta Aragón y también como sideman en grupos de jazz hasta que, a partir de 1984, lideró su propia formación de jazz.

Su estrella se encendió a los veintidós años durante la inauguración del Festival Jazz Plaza de La Habana, cuando el invitado de honor, Dizzy Gillespie, le propuso que tocaran juntos. “El mejor pianista que he escuchado en los últimos 10 años”, dijo Gillespie. Los encuentros con Gillespie y, en 1986, con Charlie Haden y luego con el presidente de Blue Note Records, Bruce Lundvall, prepararon el escenario para que finalmente se desplegase el talento de Rubalcaba ante las audiencias de jazz en los Estados Unidos y obtuviese el reconocimiento unánime de la crítica especializada, que lo incluyó entre los mejores cincuenta pianistas del siglo XX, junto a Rubinstein o Ellington. Esto propició una carrera discográfica internacional que incluye excelentes títulos como Nocturne (2001) y Land of the Sun (2004), dos colecciones de baladas y boleros latinos grabados con el bajista Charlie Haden; Supernova (2002), Solo (2006) o su más reciente álbum, Skyline (2019) con Ron Carter y Jack DeJohnette. Ha colaborado además con músicos como Pat Metheny, David Sánchez, Ron Carter o
João Bosco.

En 2010, Rubalcaba y el empresario Gary Galimidi fundaron el sello 5Passion Records, que ha lanzado sus últimas grabaciones y álbumes de otros artistas como Yosvany Terry, John Daversa, Will Vinson, Seamus Blake y Volcan.


CHRISTIAN McBRIDE SITUATION
Viernes, 19 de julio

Contrabajista, director de orquesta, educador, asesor y compositor, Christian McBride (Filadelfia, 1972) se traslada a Nueva York para estudiar en la Juilliard School, pero su talento llama enseguida la atención de Bobby Watson, que lo invita a tocar en el Birdland Club con tan solo diecisiete años. Al poco tiempo colabora con Gary Bartz, Kenny Garret, Benny Golson, Joe Henderson, Elvin Jones y Bradford y Winton Marsalis.

La carrera y la fama de McBride han sido imparables. Aparece en el filme Kansas City de Robert Altman, recibe media docena de Grammys y, seguramente porque interpreta con igual maestría —pero con su particular estilo— géneros tan diversos como el jazz, funk, soul, pop o la música de cámara, aparece en más de trescientas grabaciones y conciertos con luminarias como Benny
Green, Freddie Hubbard, Pat Metheny, Kenny Barron o Chick Corea; Roy Hargrove, John McLaughlin, Herbie Hancock, James Carter y Dianne Reeves; así como con músicos de otros géneros como Paul McCartney, Celine Dion, James Brown, Sting; o colaborando con maestros de la música clásica como Katleen Battle o Edgar Meyer.
Christian McBride no solo es un excelente músico sino que ha sido también consejero artístico en New Jersey Performing Arts Center, creative chair en la Asociación Filarmónica de Los Ángeles y director artístico del Festival de Jazz de Newport, entre otros. Además, es un incansable defensor de los derechos civiles; fue
inolvidable su alocución, con Bill Clinton, en el comité contra el racismo en las artes escénicas.

El nombre de Situation hace referencia a un incidente vivido en el Festival de Monterrey, cuando los componentes de su banda no pudieron presentarse. Ante esa situación y sobre la marcha, McBride llamó a algunos amigos músicos que estaban por allí, como Patrice Rushen o DJ Logic. El concierto no solo fue un éxito, sino el germen de un sensacional grupo dirigido por uno de los
contrabajistas más respetados y admirados en la escena mundial. Un proyecto que McBride presenta en exclusiva en España en Jazz en la Costa.

Tarifa de Publicidad 2015 - 2019 © de INFOCOSTATROPICAL.COM

2005 - 2019 © INFOCOSTATROPICAL.COM Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción total o parcial del material gráfico, informativo y publicitario contenido en este Periódico Digital