Publicidad

Vox Costa Tropical reivindica el valor ecológico de los acantilados de Calahonda-Castell de Ferro

Varios integrantes de esta formación política han protagonizado una inmersión hoy en Calahonda, entre los que se encontraba el presidente provincial, Manuel Martín Montero.

Los acantilados que se encuentran entre Calahonda y Castell de Ferro suponen una de las zonas de inmersión más bellas del Mediterráneo y, desgraciadamente, son bastante desconocidas por el público en general. “Desde Vox queremos reivindicar el valor ecológico de esta ZEC (Zona Especial de Conservación), reconocida así por la UE y que forman parte de un LIC (Lugar de Importancia Comunitaria)”, han asegurado desde esta formación política. “Creemos que se trata de un tesoro natural que tiene que ser tratado así tanto por el conjunto de la sociedad como por las instituciones”, han añadido las mismas fuentes.

Vox ha decidido llamar la atención sobre este espacio en la época en la que todavía hay multitud de turistas que visitan la Costa Tropical para que cada vez más personas sean conscientes de que aquí existe una gran diversidad de especies amenazadas de extinción y que es urgente tomar medidas de protección y estudio. Para ello, varios integrantes de esta formación política han protagonizado una inmersión hoy en Calahonda, entre los que se encontraba el presidente provincial, Manuel Martín Montero.

En estos fondos marinos se pueden ver corales, esponjas, estrellas de mar, peces luna, moluscos, lapas contadas en el mundo como la patella ferruginea, porcelanas, caracolas, pulpos, sepias, jibias, gambas, salmonetes, cangrejos, lirios, pepinos de mar, erizos, morenas, tortugas bobas, delfines o calderones… Un sinfín de especies.

“Hay que preservar este espacio natural por su biodiversidad y porque contamos con hábitats únicos. Aquí encontramos especies en peligro de extinción por culpa de nuestras actividades y es obligación de todos cuidarlas”, ha afirmado Manuel Martín.

“Nuestros acantilados son criaderos de alevines de especies de interés comercial, como calamares, jureles, meros, langostas y pulpos, entre otros muchos. También por el aspecto económico, pues los acantilados tienen un atractivo turístico de calidad, que causan un efecto muy positivo en la economía local en bares, hoteles y centros de buceo”, han abundado los participantes en la inmersión.

Como ZEC (Zona Especial de Conservación), existe un programa de gestión donde se incluyen medidas encaminadas a la recuperación y enriquecimiento de la zona, y desde Vox piden su cumplimiento. “Pero no debemos conformarnos, sino dar un paso más y exigimos a las administraciones y a la sociedad en general responsabilidad con una riqueza natural como la que tenemos la suerte de contar en nuestra Costa Tropical de Granada”, concluyen desde la formación de derechas.


Más noticias de Provincia