Publicidad

Cantidades mínimas de aguas fecales componen la mancha de Salobreña que mantiene la calidad del agua en excelente estado para el baño

La alcaldesa de la Villa, María Eugenia Rufino, explicará mañana cuál es la situación actual de las playas de la Villa

Un nuevo verano más, la mancha que aparece y desaparece en el mar que baña las playas de Salobreña ha supuesto un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento de la Villa.

La alcaldesa del municipio, María Eugenia Rufino, ha movido 'cielo y tierra' desde su aparición para descubrir qué es y, sobre todo, de donde viene.

La primer edil de la Villa puso a disposición del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil un barco para que pudieran tomar muestras de la mancha.

Este lunes han llegado los primeros avances de estos análisis y los resultados arrojan cantidades mínimas de aguas fecales. Ahora queda averiguar de dónde vienen estos restos.

De manera paralela, las análisis de la calidad del agua revelan que el baño en Salobreña es totalmente apto sin que suponga ningún problema para la salud. Incluso un informe realizado por Aguas y Servicios, empresa concesionaria del servicio de tratamiento de aguas en la Costa Tropical, aseguran que no existe ningún vertido desde el municipio que pueda emponzoñar las aguas.

María Eugenia Rufino ha convocado una rueda de prensa para este martes para dar todas las explicaciones pertinentes al respecto a trasmitir a la ciudadanía todos los datos relacionados con el tema.

Más noticias de Salobreña