Publicidad

El Pleno pide la paralización del proyecto de traslado de los vertidos de Jete, Otívar y Lentegí a la EDAR de Almuñécar hasta conocer la viabilidad de la de Jete.

En caso de que no fuese viable también propone modificación del trazado por el Camino del Zahonado para evitar 80 expropiaciones.

El Pleno de Almuñécar acordó ayer pedir a la Junta de Andalucía y a la Mancomunidad de la Costa Tropical que paralicen el proyecto hasta que se informe sobre el estudio de viabilidad de una estación depuradora de aguas residuales en el municipio vecino de Jete, que depurase los vertidos de Lentegí, Otívar y los propios de Jete, que en la actualidad son vertidos al cauce de río Verde sin depurar. En caso de que no fuese viable o imposible ésta instalación en Jete, que el proyecto se ejecutara, según el informe emitido por el Ingeniero Municipal, que propone el trazado de la tubería desde el puente de Caicillos, transcurriera por el Camino del Zahonado, con lo que se evitarían más molestias así como las expropiaciones de 80 propietarios que es lo se propone actualmente el proyecto presentado por la Junta.

Esta fue la propuesta o alegación aprobada por la mayoría de la Corporación que se reunió en sesión ordinaria este jueves donde se debatió una moción presentada por el edil de Adelante Almuñécar, Francisco Fernández, y tras el consenso con el equipo de gobierno para elevarla a la Junta ya que el plazo de alegaciones finaliza este lunes día 4 de noviembre.

Con anterioridad fue rechaza una enmienda presentada por el PSOE y que también apoyaba CA, en la que, básicamente, venía exponer el informe realizado por el Ingeniero Municipal y que curiosamente fue aprobado por el equipo de gobierno el pasado miércoles en Junta de Gobierno como alegación del Consistorio sexitano, según informó el edil de Medio Ambiente, Luis Aragón.

PROPUESTA DE ACUERDO ENMIENDA PSOE Y CA:

1. Que por los servicios técnicos municipales, en colaboración con la Mancomunidad de Municipios de la Costa Tropical, se haga una propuesta de reforma del trazado previsto en el Proyecto de Agrupación de Vertidos de Jete, Otívar y Lentejí, usando el trazado del camino municipal denominado “Caicillo-Barranco de Ítrabo”.
2. Que esa reforma se lleve a cabo, también, en el anejo de expropiaciones, para que se ajuste a las necesidades reales del terreno, tanto para la ejecución de la obra como para la posterior labor de explotación y mantenimiento.
3. Que dicha propuesta de nuevo trazado sea presentada por este Ayuntamiento como alegación sobre expropiaciones y ocupación temporal, al Proyecto de Agrupación de Vertidos de Jete, Otívar y Lentejí antes del próximo día 4 de noviembre de 2019, día en el que se acaba el plazo para formular dichas alegaciones.

No obstante, antes de la votación, la alcaldesa, Trinidad Herrera, realizó algunas "matizaciones", relatando las conversaciones y reuniones que ha mantenido, junto al edil Luis Aragón con los técnicos de la Junta, ante la alarma que se creó tras hacer público este proyecto y que fue cuando tuvieron conocimiento. “En este proyecto se ha venido trabajando durante los últimos cuatro año y a pesar de que el presidente de Mancomunidad era un edil de este Ayuntamiento no habíamos tenido conocimiento y, tristemente, actuó de espalda a su municipio.”, dijo. Y añadió: “Como equipo de gobierno queremos saber por qué no es viable una depuradora en Jete, que lo justifiquen. ¿Por qué no lo vamos a preguntar?”, sentenció.

Este asunto fue el que ocupó la mitad de la sesión plenaria que por espacio de algo más de dos horas debatió un total de dieciséis puntos.

Con anterioridad, entre otros asuntos, se aprobó por mayoría el inicio del expediente de desahucio administrativo de los cuatros locales de ocio de los Bajos del Fenicio, que contó con una enmienda de CA pidiendo que se paralice la orden de desahucio hasta que no haya empresas interesadas en pujar por ellos, “para no perjudicar la imagen turística que pueden ofrecer unos locales tan emblemáticos y concurridos, cerrados durante el tiempo que dure la tramitación para hacer el pliego de una nueva adjudicación”, propuesta que quedó rechazada por PP, Más Almuñécar, Ciudadanos e Izquierda Unida, argumentada en que la concesión ya caducó hace tiempo y "al tratarse de una propiedad municipal, cualquier vecino de Almuñécar puede tener derecho a optar a ellas".

También se aprobó el Plan de Igualdad de los empleados del Ayuntamiento de Almuñécar 2019-2023, el otorgamiento de autorización administrativa a Bankia para la concesión administrativa del parking situado en la avenida Rey Juan Carlos I, y el Programa de Fomento de Empleo Agrario que tiene una cuantía de 171.078 euros y que se dio luz verde para realizar rehabilitación de calles del Barrio San Miguel. Punto que también contaría con la petición rechazada de Convergencia Andaluza para que la cuantía del programa se dedique en exclusiva a la mejora del medio rural y no para obras urbanas.

Por la vía de urgencia Adelante Almuñécar presentó una moción, que fue apoyada por unanimidad de la Corporación, en la que propuso el inicio del expediente para que en las ordenanzas municipales se modifique la tasa por cajeros automáticos con acceso directo desde la vía pública, a través de los cuales los establecimientos de crédito prestan a sus clientes determinados servicios y operaciones propias de la actividad bancaria, trasladando a la vía pública el desarrollo de dichos servicios que habrían de ser realizados en el interior de sus establecimientos. “La propuesta pasaría de los 300 euros fijados en la actualidad hasta los 1000 euros por cajero y mes o fracción”, señaló el documento.

Galería Fotográfica de la noticia 4

Más noticias de Actualidad